El merecido HOMENAJE del C.B. Clarinos a LAURA HERRERA.

Volver
21/09/2021

En la fiesta del baloncesto femenino, la Supercopa Endesa, el CB Clarinos mostró su sensibilidad y reconocimiento hacia una jugadora de la casa que ha dicho adiós este pasado verano a las canchas. Cuelga sus botas, lo que no significa su desvinculación del deporte de la canasta. Todo lo contrario, incluso ya tiene nueva ocupación en el baloncesto canario.

Un homenaje que Teledeporte llevó a toda la España cestista que seguía en directo las semifinales de la competición que el Cabildo Insular trajo a esta Isla.

Laura Herrera se emocionó. Claro que sí. Por los aplausos recibidos desde las gradas del Santiago Martín y por las imágenes proyectadas en la pantalla gigante en la que se hizo un recorrido por su historia.

La internacional tinerfeña, campeona de Europa Júnior en este mismo pabellón, deja atrás este palmarés:

  • Campeona Europa U16 (Italia) 2004
  • Campeona Europa U16 (Polonia) 2005
  • Campeona Europa U18 (España-Tenerife) 2006
  • Subcampeona Europa U18 (Serbia) 2007
  • 4º puesto Cto del Mundo U19 (Bratislava) 2007
  • 4º puesto Cto Europa U20 (Italia) 2008
  • 2º puesto Cto Europa U20 (Polonia) 2009
  • Campeona de la Copa de la Reina (Rivas Ecópolis) 2011
  • 3º puesto Eurobasket 2015

Herrera, entre Moliné y Mirchandani, cuando ganó en Tenerife el Oro del Europeo Júnior

Trayectoria

 

.

¡GRACIAS Y HASTA PRONTO!

ARTÍCULO DE PABLO ROMERTO EN FEB

Costará entender la próxima temporada de la LF Endesa sin la presencia en las pistas de una Laura Herrera que, desde este lunes, es ya parte de la historia del baloncesto nacional. Una de esas jugadoras capaz de generar un poso especial dentro de los vestuarios por los que ha pasado a lo largo de su carrera y que había sido capaz de meterse en el bolsillo a una decena de aficiones de las que llegó a defender su camiseta.

Una andadura que dio comienzo de manera profesional en su tierra allá por el año 2005 y que le permitió irrumpir en la LF Endesa de la mano del Movisar Estudiantes para permanecer en la competición durante una docena de temporadas.

Años en los que fue una de las interiores nacionales más destacadas por su entrega y trabajo sobre la pista y en los que fue ganándose un lugar en una competición en la que disputó varios Playoffs por el título llegando a ganar incluso una Copa de la Reina con Rivas Ecópolis.

Pero más allá de los 407 partidos disputados o de los títulos y méritos deportivos conquistados a lo largo de estos años, el recuerdo de Laura Herrera en la decena de los equipos por lo que ha pasado va mucho más allá de lo mostrado sobre las pistas. Su carácter luchador y su calidad humana fueron en todo momento la clave que le permitió hacerse un hueco allá donde estuvo.

Todo ello para disfrutar de un baloncesto en el que destacó incluso con fuerza a nivel internacional con tres títulos como Campeona de Europa en las categorías de formación de la Selección Española (U16 y U18), cuatro medallas e incluso un podio con la Selección Absoluta con el bronce logrado en el Europeo de 2015. Sin lugar a dudas, alguna de las experiencias más valiosas de su carrera a nivel deportivo.

Aunque ahora, en esta prematura despedida a los 31 años de edad, hay imágenes que pesarán en su cabeza mucho más que cualquier éxito o metal. Concretamente, las de los “títulos” personales logrados por una jugadora que agradó allá por donde pasó y que se llevará el enorme privilegio de haber podido despedirse del baloncesto en su tierra, allí donde todo comenzó.

Un emotivo adiós que, a tenor de sus palabras, quizá muy pronto sea un hasta luego en el mundo de un baloncesto en el que seguirá defendiendo con ahínco el papel de la mujer.

Mientras tanto, Laura, ¡gracias y hasta pronto!