EL LENOVO TENERIFE, CAMPEÓN DE LA #BASKETBALLCL.

Volver
09/05/2022

 

EL LENOVO TENERIFE, CAMPEÓN DE LA #BASKETBALLCL


¡Campeones! El Lenovo Tenerife se hizo este domingo con la Basketball Chamions League, tras tumbar en la final al BAXI Manresa (87-98). El grupo de Txus Vidorreta tiñó de aurinegro el infierno rojiblanco para tocar el cielo y sumar el segundo título europeo de su historia en los últimos cinco años.

El carácter competitivo de los tinerfeños, la paciencia para imponer su juego en una cancha con más de 5.000 seguidores manresanos en la grada y un excelso tercer cuarto, con hasta siete triples, sentenciaron a su favor un partidazo de baloncesto ante un señor rival.

Arropados por 300 valientes aurinegros en la grada y toda una Isla detrás, desde la distancia, la escuadra insular terminó por llevar el desafío a su territorio, leyó el partido con mucha cabeza y acabó imponiendo las señas de identidad que tantas alegrías le han dado en los últimos tiempos. Un equipo con sello propio, una etapa para la historia del deporte canario.

El pulso nació y creció a ritmo de vértigo. En esa dinámica, el conjunto insular movió el balón con criterio y explotó de entrada las virtudes de Sasu Salin para anotar pasando los bloqueos o en penetración; mientras que los locales recurrían a un onmipresente Chima Moneke.

Con el nigeriano anotando de tres en tres, bien en acciones de 2+1 o desde el 6,75 (9-8), el Canarias no daba concesiones entonces en su rebote defensivo, tarea en la que Aaron Doornekamp lo amarraba todo. Solo los errores en tiros libres (5/9 en el primer cuarto) impedían que la puesta en escena aurinegra fuera aún más brillante (9-16).

El BAXI Manresa aprovechó la coyuntura para anotar en transiciones muy rápidas (23-23); si bien el Lenovo se mantenía entero, con el acierto en la dirección de Marcelinho Huertas y el buen hacer de la segunda unidad. Los tinerfeños amagaban incluso con abrir brecha de nuevo (25-32, min. 12); pero el cuadro catalán aumentó más si cabe su intensidad y le dio la vuelta a la batalla del rebote.

Un 11-2 para los de Pedro Martínez encendía aún más el infierno rojiblanco (36-34). La sobriedad de Marce y los balones interiores a Gio Shermadini equilibraban la balanza, pese a que el contador de faltas señalaba un 0-5 en contra de los intereses insulares. Los laguneros mantuvieron el tipo y llegaron al receso uno abajo (50-49).

Fue tras el paso por vestuarios cuando el Lenovo le dio una vuelta de tuerca más a su plan de partidos. Los aurinegros salieron más duros en defensa y Huertas impuso su ley. La magia del brasileño, como punta del iceberg para mover el balón con mucho criterio, desembocó en una lluvia de triples y acciones de muchísimo nivel.

En un excelso tercer cuarto (17-33), el Canarias sacó toda su dinamita y fue sumando argumentos a la causa para desarbolar a los del Bagés. Las continuaciones de Gio en el pick and roll, primero; y el recital de triples, después, de Aaron, Sasu y Kyle, martillearon el aro rival. Una bofetada tras otra, el Canarias ampliaba a 18 su renta, con Sulejmanovic haciendo mucho daño al cinco (71-89, min. 32).

No se rindió el Manresa, que lo intentó, espoleado por una afición ejemplar. Y llegó a estrechar el cerco, pero no fue suficiente, entre otras cosas porque el grupo de Txus Vidorreta sacó su mejor versión defensiva y evitó cualquier atisbo de remontada con varias acciones de mérito culminadas por Joan Sastre.

Fue el detonante final para el estallido de júbilo de la familia canarista. La guinda perfecta a una temporada europea plagada de retos superados y un nuevo título para las vitrinas del club aurinegro. Su segunda #BCL en cinco años, cuarta corona internacional contando las Intercontinentales, en una etapa gloriosa, la mejor del club en sus más de ochenta años de historia. ¡A disfrutarlo!

-- Pinchar aquí para ver las estadísticas / Fotos de Emilio Cobos (CBC)